Ago 19

Tres recetas fáciles con queso para fiestas de niños

A la mayoría de los niños les encanta el queso y es un alimento que además de ser sabroso les aporta muchos nutrientes y proteínas. En días de fiesta, podemos cometer algunos excesos, así que vamos a ofrecer tres recetas de picoteo con queso para chuparse los dedos que les van a encantar a los más pequeños de la casa y, seguramente, también a los más crecidos.

-Palitos de queso: Se compra queso de barra. Si se va a cocinar para varios niños lo más económico es comprar media barra o una barra pequeña en lugar de pedir que la corten. Se trocea la barra en lonchas de dos dedos de grosor aproximadamente y cada loncha en trocitos de un dedo de grosor, creando así los palitos. A continuación, se rebozan utilizando huevo batido y pan rallado. Un truco que funciona muy bien consiste en que el pan rallado sea extra crujiente, para que los palitos de queso estén todavía más ricos. Se fríen y se pueden consumir fríos, caliente y también mojados en salsas.

-Bolitas de jamón y queso: Una receta muy sencilla que esta vez se lleva a cabo con queso en cubos. Se puede comprar ya cortado o comprar un taco de queso muy cremoso y cortarlo en casa. Se compra también un trozo de jamón york y se corta igualmente en tacos. Se cuecen unas patatas y se aplastan bien hasta dejarlas con una mezcla espesa pero fácil de moldear. Se puede añadir un poco de leche o de mantequilla si se quiere para hacer que las patatas estén más cremosas. Se añade el jamón y el queso. Se forman con la mezcla unas bolitas del tamaño que se quiera que se rebozan en huevo y en pan rallado y se fríen. El resultado son unos bocaditos que, al morderlos, descubren los diferentes sabores que encierran. Se pueden hacer también con bechamel en lugar de con patata a modo de croquetas.

-Hojaldres de salchicha: Se compra una masa de hojaldre ya preparada y se corta en cuadrados. En cada cuadrado se pone una loncha de queso del mismo tamaño y un trozo de salchicha que puede sobresalir por ambos lados. Se enrolla el hojaldre y el queso alrededor de la salchicha. Se cocina al horno, lo que hace que sea una receta un poco más ligera que los fritos pero no menos deliciosa.

Jul 18

RECICLANDO UN POCO

El otro día rescaté unos estores que iban a tirar a la basura y no me pareció que estuviesen en mal estado y he tenido una buena idea para darles un buen uso, voy a cambiar las cortinas verticales de toda la vida por los estores. Pero tengo un pequeño problema con ellos y es que son demasiado grandes para las ventanas que quería que cubriesen, voy a tener que cortar una parte metálica que es lo que hace de contrapeso, la tela es lo que menos me preocupa, porque está en buenas condiciones y hay tela de sobra para hacer estores para las tres ventanas que tenía pensado cubrir. Ya se me ha ocurrido una forma de reciclar esta tela para poder adaptarla al tamaño de las ventanas que me parece bastante sencilla solamente necesito unos listones de madera y unas alcayatas. Creo que este fin de semana las voy a hacer, aprovechando que estoy solo en casa.

 

Mira que he tenido suerte a la hora de encontrar estos estores, porque ya llevaba tiempo pensando cómo podría cubrir esas ventanas, a poder ser sin gastar un solo céntimo que no es que estén los tiempos como para despilfarrar. Mucha gente tira un montón de cosas que todavía se pueden utilizar aunque sea con un fin muy diferente, pero nunca piensan de esa forma. Tan solo ven que esas cosas ya no les son útiles para el fin con el que las compraron. Con esta forma de pensar es como tengo pensado hacer también unas cuantas manualidades que pueden resultar interesantes, pero por desgracia no las puedo comentar aquí, no vaya a ser que alguien lo lea y se me adelante a mis inventos.

 

Este mundo necesita que la gente a parte de reciclar los envases tanto de plástico como de cristal, aprenda a reciclar otros artículos que también pueden tener una segunda vida si se piensa un poco. En las aldeas sí que piensan de este modo, allí se aprovecha todo hasta que esté hecho añicos.Muchas cosas en las aldeas pueden tener varios usos a parte de uso original.

May 20

Mi padre y sus pruebas

Mi madre me llama y me dice que mi padre sigue haciendo pruebas para detectar problemas con su próstata. Desde hace un tiempo está obsesionado con el tema. En parte lo entiendo porque el abuelo, su padre, murió debido a un cáncer de próstata tardíamente diagnosticado. Pero la cuestión es que ya ha hecho tres pruebas en los últimos meses y todas han dado negativo.

Hasta tal punto está obsesionado que, a pesar de tener seguro privado con una empresa, ha decidido hacer un ensayo clinico cáncer de prostata con otra empresa porque le comentaron que contaban con instrumentos más avanzados o algo así. Toda esta historia de mi padre me ha hecho reflexionar un poco sobre lo de hacerse mayor.

No todos somos iguales, eso está claro, y no quiere decir que yo dentro de unos años me vaya a comportar igual, pero es mi padre, no el vecino del quinto y supongo que los genes tiran. De hecho, en los últimos tiempos he empezado a preocuparme más que antes por algunos detalles de salud que antes me traían sin cuidado.

Hace años, si me dolía un poco la cabeza, ni lo pensaba: me tomaba un paracetamol y listo. A veces se me quitaba y a veces no, pero no pensaba en que tuviera un problema mayor ni nada parecido. Ahora si me duele un poco la barriga después de comer algo, ya creo que puedo estar desarrollando alguna intolerancia. Pienso en que mi hermana es celíaca y que a lo mejor yo también lo soy. De hecho, debería hacer la prueba, pero en eso coincido menos con mi padre: a mí no me gusta nada hacer pruebas.

El ensayo clínico cáncer de próstata salió negativo, por supuesto, y ya se quedó más tranquilo… no sabemos por cuánto tiempo. A mí me ha servido todo esto de mi padre para intentar entender mejor lo que supone llegar a determinada edad y empezar a temer por el final. Es normal, supongo que a todo el mundo le pasa, pero espero que ese temor no termine por obsesionarme más de la cuenta.

Mar 20

3 alternativas a las cortinas que funcionan

Si quieres redecorar tu casa y descartas las cortinas porque prefieres otras alternativas más actuales, vamos a analizar qué ofrece el mercado. Entre todo lo que hemos visto nos vamos a quedar con las cuatro opciones más utilizadas cuando queremos decirles adiós a las cortinas clásicas y que pueden encajar en ambientes muy diferentes.

Paneles japoneses: Son tiras anchas de tela sujetas en la parte superior por un soporte. Se utilizan varias telas para cubrir una misma ventana y pueden ser de un mismo color o de tonos diferentes combinados. Los soportes móviles que sujetan estos paneles permiten moverlos de diferentes formas consiguiendo efectos muy bonitos y que quedan especialmente bien en grandes ventanales.

Los paneles japoneses son ideales para salones ya que son sofisticados y tienen un cierto punto de decoración de lujo.

Estores: Los estores triunfan porque son muy cómodos, se instalan fácilmente, especialmente si son enrollables y puedes encontrarlos en diferentes estilos y telas. Los estores enrollables ya nombrados valen para cualquier habitación y los hay incluso muy formales. Pero si buscas algo con especial elegancia puedes recurrir a los paquetto y siempre tendrás unas ventanas de lujo.

Los estores son perfectos para todas las habitaciones, desde la cocina hasta el salón o el comedor, dependiendo del estilo escogido.

Persianas venecianas: Tras muchos años fuera de circulación las persianas venecianas han vuelto a ponerse de moda. Ahora, gracias a los nuevos materiales, se conservan mucho más bonitas y pueden ir incluso en cocina o baño sin oxidarse gracias a los materiales como el pvc que no se oxida.

Ideales para cualquier espacio informal ya que son fáciles de limpiar, regulan muy bien la luz y pueden combinar con todo.

Cortinas verticales: Aunque son cortinas, no son necesariamente de tela y por eso vamos a incluirlas entre las opciones. Hablamos de las típicas cortinas formadas por lamas de diferentes materiales que resultan ligeramente parecidas a las venecianas, pero en vertical. Aunque comenzaron siendo un estilo de cortina propio de espacios laborales, ahora se utilizan también en el hogar. Se utilizan en grandes ventanales que llegan hasta el suelo y pueden ser de materiales tan diferentes como los plásticos o la madera.

Perfectas para terrazas, grandes salones, cenadores de exterior y cualquier lugar en el que haya una gran superficie de cristal para cubrir. Se adaptan a todos los estilos y tendencias de moda.

Feb 20

Reducir la brecha entre la clínica y el enfermo

Cuando empecé a colaborar en el departamento de comunicación de aquel instituto de investigación llegué sin tener un gran conocimiento sobre sanidad y, menos, sobre el tratamiento del cáncer. Pero necesitaban alguien de apoyo para la comunicación y para el desarrollo de su imagen digital y ahí sí que podía aportar cosas.

Con el paso del tiempo, inevitablemente, tuve que acercarme también el sector en el que más trabajaba en el instituto: el cáncer. Hice una buena amistad con una oncóloga e investigadora que trabajaba allí en prácticas. Ella fue la primera persona que me habló sobre la investigacion traslacional cancer: una fórmula que trata de reducir la brecha que existe entre la investigación puramente clínica y la enfocada al tratamiento directo del paciente.

Desde hace décadas se viene señalando que ambos tipos de estudios caminan a una velocidad diferente, hasta el punto de que la investigación clínica ‘da la espalda’ a la realidad del paciente, enfrascada en conocer mejor la enfermedad. Pero la enfermedad la padecen las personas y, por ello, la denominada investigación traslacional, trata de ‘trasladar’ ese conocimiento adquirido de forma más directa al tratamiento del paciente.

¿Y cómo se está haciendo todo esto?, preguntaba yo a mi amiga. Con dificultad, claro. Y uno de los mayores obstáculos reside, precisamente, en las leyes que abordan el desarrollo de fármacos para humanos. Es una legislación tremendamente compleja porque se trata de una cuestión peliaguda. En el pasado, existen casos de fármacos que han sido distribuidos sin el debido control con consecuencias dramáticas. Por ello, no se quieren lamentar graves errores por la falta de supervisión sanitaria.

Ahora bien, esta compleja legislación dificulta la introducción de nuevos fármacos y tratamientos sobre el cáncer. Por ello, la investigacion traslacional cancer trata de colaborar de forma más efectiva y práctica. Pero se trata, además, de una relación de ida y vuelta en el sentido de que los institutos de investigación deben estar también más atentos a las necesidades de los pacientes.

Ahora entiendo mejor lo que esta clase de investigación supone y me alegro poder poner mi granito de arena para colaborar con ella.

Ene 27

Mi propia historia de superación

Parece que es obligatorio hacerse el fuerte cuando te detectan cáncer. Al menos los famosos en televisión que padecen esta enfermedad suelen salir diciendo que van a “vencer” y todo eso. Cuando yo les escuchaba me preguntaba cuánto de sinceridad había en aquello y cuánto de postureo. ¿Tan malo es decir que estoy aterrado porque es probable que muera?

Pues eso mismo es lo que yo sentí nada más enterarme de mi enfermedad: me detectaron cancer de pancreas metastasis. Después de eso ya no escuché nada más, simplemente pensé que me iba a morir y ya está. No pasé por las cinco etapas del duelo ni nada de eso. Todo fue al revés: primero me resigné y luego me aterré, pero en ningún momento, no al principio, me dije que era muy fuerte y que iba a superar aquello: nada de eso pasó por mi mente.

Pero, por suerte, mi familia llegó en mi ayuda. Yo estaba decidido a no luchar y a dejarme arrastrar, pero ellos se empeñaron en que no lo hiciera. Y creo que fue mi hermano el que tuvo la idea de regalarme un perro. ¡Si yo no soportaba a esos bichos! ¡Por qué un perro! Tras las primeras semanas de estar con él le empecé a coger cariño: es inevitable con los animales. Bueno quizás con un velociraptor no te encariñas tan rápido, pero con un perro sí.

Y entonces se obró el milagro, sentí que tenía algo más que hacer en esta vida que resignarme al cáncer de páncreas metástasis: tenía que cuidar a Rojo… el nombre que le di a mi nuevo amigo. No lo podía dejar solo ahora que me empezaba a necesitar, así que enfoqué la enfermedad de una manera totalmente distinta. Y, entonces, por fin, descubrí porque esos famosos con cáncer hablan tanto de la fuerza y de vencer.

No se trata tanto de mentirnos a nosotros mismos, aunque un poco de eso hay también, sino de respetar el regalo que se nos ha concedido: la vida. Y apurarla hasta el final de la mejor forma posible. Porque sí, es posible que haya un final, pero hasta que llegue ese momento, yo también lucharé.

Ene 19

Es el momento de completar el armario de tu hijo

Cuando se tienen niños pequeños a mitad de temporada siempre hay que hacer un repaso para saber qué es lo que necesitan. Al contrario que los adultos, un niño no puede vestirse a principios de temporada y esperar que eso llegue. Un estirón puede hacer que, en cuestión de días, la ropa deje de servirles y haya que renovar parte de su vestuario.

Por suerte, los abrigos y chaquetones sí suelen aguantar toda la temporada si se tiene la precaución de comprarlos un poco más grandes de lo que parece necesitar el niño, pero esto no va a pasar con pantalones y jerséis y mucho menos con el calzado.

La parte buena de todo esto es que a mitad de temporada suele haber rebajas, por lo que es posible encontrar fácilmente ofertas Jerseis para niños y otras prendas con descuentos. Así, se podrá adquirir todo lo que hace falta para acabar el invierno con éxito.

Hay que tener en cuenta que el niño, si es pequeño, va a crecer a buen ritmo y no vale la pena comprar una gran cantidad de ropa porque no podrá usarla al año siguiente. Lo mejor es mirar con cuidado qué es lo que necesita y no gastar más de lo necesario.

Esto no quiere decir que la ropa que se compre al pequeño no deba de ser de calidad. La ropa buena no solo va a resultar resistente para el ritmo de vida de un niño, también será respetuosa con su piel y le sentará bien incluso si se ha comprado un poco grande, por lo que la apariencia de tu hijo siempre será impecable.

Otra ventaja de la ropa de marca es que, si no tienes hijos que la hereden, puedes venderlas en páginas especializadas en venta de ropa de marca de segunda mano y recuperar parte de tu dinero. Esta es una buena salida para esas prendas que quedan impecables y que ya no se van a utilizar, consiguiendo así dinero para poder realizar nuevas compras.

No olvides comprar ropa que pueda combinarse con la que ya tiene en su armario o con la que acabas de comprar. De poco vale que te guste mucho un jersey en concreto si te va a obligar a comprar un pantalón que no necesitas porque no casa con los que hay actualmente en el armario del niño.

Abr 23

INTENTAN APODERARSE DE TODO

Los chinos se están haciendo con todo el suelo industrial que pueden, ya que así les es más sencillo traer sus contenedores llenos de cosas, gran parte de ellas falsificaciones de una sospechosa calidad, pero como por norma general son productos bastante baratos les resulta muy fácil venderlos.

 

Primero empezaron comprando las naves industriales en la comunidad de madrid, donde se han hecho con un montón de naves industriales y ahora se están expandiendo por todo el país, incluso buscan el alquiler de naves en santiago de compostela, supongo que para expandir sus negocios, aunque no me hace mucha gracia que vengan a galicia a conquistarnos poco a poco, que vayan a la comunidad de madrid me importa más bien poco pero que los tengamos tan cerca no lo veo muy bien.

 

El problema de que los chinos se estén haciendo con demasiado suelo industrial es que las mafias de china estén detrás de todos esos negocios que se están abriendo, lo que sería un  serio problema para todos nosotros, porque se empieza por dejar que se instalen y al final nos veremos invadidos por multitud de chinos por todas partes. Pero eso la gente no lo piensa hasta que es demasiado tarde. Al principio todo les parece muy bien porque les hace falta el dinero de los alquileres, pero más tarde piensan si han hecho lo correcto. Cuando se vean rodeados por chinatown ya se sentirán desgraciados por lo que han dejado que sucediese, pero ya no habrá vuelta atrás.

 

Si pudiésemos estar seguros de que las mafias chinas no están metidas detrás de todos esos negocios y esas mercancías no nos molestaría que viniesen a vivir cerca de nosotros, pero ya tenemos suficientes problemas para que además vengan más problemas a vivir a nuestro lado. Pero por desgracia no podemos estar seguros de quién está detrás de esos negocios, así que no creo que veamos bien esa clase de negocios que además no hacen demasiado bien a los negocios locales. Además los productos que venden no son de buena calidad por lo que al final tiramos el dinero comprando esos productos.

Sep 21

El final de las cortinas de encaje

Hubo un tiempo que oía hablar de las cortinas y fruncía el ceño. La imagen que tenía yo de las cortinas eran las de encaje tono ocre de la abuela. No sé si ese color era natural o fruto del paso del tiempo… Mi madre tampoco le andaba a la zaga y toda su casa está plagada de visillos más o menos abuelescos si se nos permite el neologismo (hoy diríamos también viejuno). Así que cuando me mudé de casa una de las cosas que tenía claras es que no quería saber nada de las cortinas en general, sin saber o querer saber que existían muchas opciones para vestir las ventanas.

Y un buen día descubrí el maravilloso mundo de los estores. Que los estores han existido siempre, como aquel que dice, pero no en la España tradicional de hace unos décadas momento en  el que el estor no se estilaba nada.

Existen numerosos tipos de estores según el tejido, la forma en la que se recoge, la procedencia o el grado de luz que dejan pasar. En este último caso, por ejemplo, tenemos estores translucidos, opacos o semitraslúcidos. Según la forma en la que se recoge, podemos hablar de los estores paqueto o abullonado y, según el material, encontramos estores de lamas o tipo screen. Así mismo, no nos podemos olvidar de los estores (o paneles) japoneses, uno de los que más éxito están teniendo últimamente.

¿Y cuál elegir? No es una pregunta que se pueda responder en unas pocas líneas. Si tú eras como yo, de esas personas que estaba en Babia y no sabía nada de estores, te diremos que existe un estor para cada necesidad y que antes de decidirte por uno u otro debes analizar una serie de puntos entre los que destacan: presupuesto, decoración de la estancia, tipo de estancia, incidencia directa de la luz natural, grado de translucidez o material que compone el estor.

Que buscas una buena luz natural, entonces  estores translucidos; que buscas unos estores elegantes, pues paneles japoneses, que quieres una caída tradicional, entonces estores paqueto. Olvídate de la estética abuelesca y echa un vistazo al mundo del estor.

Ago 22

La casa de los líos

Todo aquel que haya estado de Erasmus tiene anécdotas para dar y tomar. Esta temporada que se pasa estudiando en el extranjero es toda una experiencia para millones de europeos y desde hace años es una verdadera motivación para los estudiantes: algunos ya entran en la universidad preguntando cuándo se pueden ir de Erasmus. Otra opción es, directamente, estudiar fuera del país desde el principio, pero no es lo mismo… ni a nivel económico, ni académico.

Mi experiencia Erasmus tuvo los ingredientes de las de casi todos los demás. Cuando nos juntamos unas cuantas personas que han disfrutado de esta beca en diferentes ciudades y nos ponemos a intercambiar recuerdos, todos se parecen. Uno de los rasgos más comunes en estas batallitas son los pisos Erasmus, verdadero microcosmos en el que se pueden vivir situaciones de lo más variopintas.

Yo pasé un par de meses en un piso en el que nunca supe muy bien quién vivía allí y quién estaba de paso. Cada día te tropezabas con alguien diferente en el baño o en la cocina. Un día, alguien habló de comprar somier para un amigo de un amigo. Y aquel personaje se quedó varios días encima del somier, sin colchón ni nada porque se habían olvidado del colchón.

En mi propia habitación tuve que acceder varias veces a que se quedara alguien (algunas veces lo hice con gusto, otras menos…). Era un piso antiguo, inmenso, pero con las habitaciones muy pequeñas. En algún momento llegamos a contabilizar ocho nacionalidades diferentes pululando por ahí. Todo esto tenía sus pros, pero también sus contras. Lo de comprar somier y que un individuo sin identificar se quedara una temporada en el salón, me hizo reflexionar un poco.

La fiesta estaba bien, pero yo también tenía que estudiar y trabajar algunos fines de semana. Así que puse un anuncio: “busco piso Erasmus tranquilo”. Sí, Erasmus y tranquilo en la misma frase… Y me mudé a un piso con otros tres estudiantes bastante aplicados que tenían un régimen moderado de fiesta.  Y, a partir de ahí, empecé a dormir por las noches, que lo necesitaba…

Entradas más antiguas «