«

»

Mar 20

3 alternativas a las cortinas que funcionan

Si quieres redecorar tu casa y descartas las cortinas porque prefieres otras alternativas más actuales, vamos a analizar qué ofrece el mercado. Entre todo lo que hemos visto nos vamos a quedar con las cuatro opciones más utilizadas cuando queremos decirles adiós a las cortinas clásicas y que pueden encajar en ambientes muy diferentes.

Paneles japoneses: Son tiras anchas de tela sujetas en la parte superior por un soporte. Se utilizan varias telas para cubrir una misma ventana y pueden ser de un mismo color o de tonos diferentes combinados. Los soportes móviles que sujetan estos paneles permiten moverlos de diferentes formas consiguiendo efectos muy bonitos y que quedan especialmente bien en grandes ventanales.

Los paneles japoneses son ideales para salones ya que son sofisticados y tienen un cierto punto de decoración de lujo.

Estores: Los estores triunfan porque son muy cómodos, se instalan fácilmente, especialmente si son enrollables y puedes encontrarlos en diferentes estilos y telas. Los estores enrollables ya nombrados valen para cualquier habitación y los hay incluso muy formales. Pero si buscas algo con especial elegancia puedes recurrir a los paquetto y siempre tendrás unas ventanas de lujo.

Los estores son perfectos para todas las habitaciones, desde la cocina hasta el salón o el comedor, dependiendo del estilo escogido.

Persianas venecianas: Tras muchos años fuera de circulación las persianas venecianas han vuelto a ponerse de moda. Ahora, gracias a los nuevos materiales, se conservan mucho más bonitas y pueden ir incluso en cocina o baño sin oxidarse gracias a los materiales como el pvc que no se oxida.

Ideales para cualquier espacio informal ya que son fáciles de limpiar, regulan muy bien la luz y pueden combinar con todo.

Cortinas verticales: Aunque son cortinas, no son necesariamente de tela y por eso vamos a incluirlas entre las opciones. Hablamos de las típicas cortinas formadas por lamas de diferentes materiales que resultan ligeramente parecidas a las venecianas, pero en vertical. Aunque comenzaron siendo un estilo de cortina propio de espacios laborales, ahora se utilizan también en el hogar. Se utilizan en grandes ventanales que llegan hasta el suelo y pueden ser de materiales tan diferentes como los plásticos o la madera.

Perfectas para terrazas, grandes salones, cenadores de exterior y cualquier lugar en el que haya una gran superficie de cristal para cubrir. Se adaptan a todos los estilos y tendencias de moda.