«

»

Ene 19

Es el momento de completar el armario de tu hijo

Cuando se tienen niños pequeños a mitad de temporada siempre hay que hacer un repaso para saber qué es lo que necesitan. Al contrario que los adultos, un niño no puede vestirse a principios de temporada y esperar que eso llegue. Un estirón puede hacer que, en cuestión de días, la ropa deje de servirles y haya que renovar parte de su vestuario.

Por suerte, los abrigos y chaquetones sí suelen aguantar toda la temporada si se tiene la precaución de comprarlos un poco más grandes de lo que parece necesitar el niño, pero esto no va a pasar con pantalones y jerséis y mucho menos con el calzado.

La parte buena de todo esto es que a mitad de temporada suele haber rebajas, por lo que es posible encontrar fácilmente ofertas Jerseis para niños y otras prendas con descuentos. Así, se podrá adquirir todo lo que hace falta para acabar el invierno con éxito.

Hay que tener en cuenta que el niño, si es pequeño, va a crecer a buen ritmo y no vale la pena comprar una gran cantidad de ropa porque no podrá usarla al año siguiente. Lo mejor es mirar con cuidado qué es lo que necesita y no gastar más de lo necesario.

Esto no quiere decir que la ropa que se compre al pequeño no deba de ser de calidad. La ropa buena no solo va a resultar resistente para el ritmo de vida de un niño, también será respetuosa con su piel y le sentará bien incluso si se ha comprado un poco grande, por lo que la apariencia de tu hijo siempre será impecable.

Otra ventaja de la ropa de marca es que, si no tienes hijos que la hereden, puedes venderlas en páginas especializadas en venta de ropa de marca de segunda mano y recuperar parte de tu dinero. Esta es una buena salida para esas prendas que quedan impecables y que ya no se van a utilizar, consiguiendo así dinero para poder realizar nuevas compras.

No olvides comprar ropa que pueda combinarse con la que ya tiene en su armario o con la que acabas de comprar. De poco vale que te guste mucho un jersey en concreto si te va a obligar a comprar un pantalón que no necesitas porque no casa con los que hay actualmente en el armario del niño.